Michael sigue fortaleciéndose en el Golfo de México mientras se dirige a Florida y ahora tiene vientos máximos sostenidos de 110 millas por hora (175 km/h), lo que significa que está a punto de convertirse en un ciclón con poderosos vientos capaces de causar daños devastadores.

Mientras, en el este del Atlántico se formó la tormenta Nadine, la décimo catorce de la temporada, que tiene vientos máximos sostenidos de 40 mph (65 km/h), informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).
www.elnuevoherald.com/n

El CNH dijo con respecto a Michael que un avión caza huracanes detectó que sus vientos se han incrementado y se espera un fortalecimiento adicional.

“Se pronostica que Michael pudiera ser un huracán de categoría mayor cuando toque tierra en Florida. Luego se debilitaría mientras se desplace sobre el sureste de Estados Unidos”, vaticinó.

Michael está a solo 1 mph de transformarse en un huracán Categoría 3, una de las mayores en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Michael tocaría tierra como un peligroso huracán capaz de causar daños devastadores en el Panhandle o el Big Bend, en la costa noroeste de Florida que está bajo alerta y en estado de emergencia.

Sus vientos con fuerza de tormenta tropical comenzarán a castigar esa zona en la noche de este martes, de acuerdo con los pronósticos del CNH.

El huracán se encuentra a 360 millas (580 Km) al sur de Panama City y a 335 millas (535 Km) al sur suroeste de Apalachicola, en Florida.

El CNH dijo que se mantiene una alerta de huracán para la frontera entre Alabama y Florida.

Está vigente una alerta de tormenta tropical para Tampa, la frontera entre Alabama y Florida, la frontera entre Mississippi y Alabama y desde Fernandina Beach, en Florida, hasta el sur del río Santee en Carolina del Sur.

 

En el Panhandle y Big Bend y el sur de Georgia Michael podría arrojar de 4 a 8 pulgadas de lluvias, con un máximo acumulado de 12 pulgadas.

En muchas de esas zonas la lluvia puede causar inundaciones repentinas que amenazan vida, alertó el CHN.

También informó que el sistema tropical puede ocasionar fuertes y peligrosas olas de entre 7 y 11 pies en Indian Pass hasta Cristal River; de 4 a 6 pies en Okaloosa/Walton y en Tampa de 2 a 4 pies

Los residentes del noroeste de Florida comenzaron sus preparativos el lunes para protegerse del huracán y en muchos de los condados las escuelas y los negocios han cerrado, mientras que las autoridades emitieron órdenes de evacuación obligatorias en unas zonas y voluntarias en otras.

En cuanto a la tormenta Nadine, el CNH pronosticó que se degradaría a depresión tropical el viernes.

Ese sistema tropical, que por el momento no representa peligro para zonas pobladas, se encuentra a 770 km al suroeste del extremo oeste de las islas de Cabo Verde.

print