Miercoles 18 de Octubre del 2017  10:36 pm 

La apatía del gobierno del estado para resolver el  añejo conflicto  agrario que existe entre San Pedro Huilotepec y San Mateo del Mar desencadenó el enfrentamiento que se suscitó este mañana entre las dos poblaciones.enfrentamiento-en-el-istmo-heridos

Hiram MORENO. Corresponsal
Salina Cruz.- La apatía del gobierno del estado para resolver el  añejo conflicto  agrario que existe entre San Pedro Huilotepec y San Mateo del Mar desencadenó el enfrentamiento que se suscitó este mañana entre las dos poblaciones y dejó un saldo de ocho  heridos de bala, dos de ellos, Ernesto Burgoa y David Silva de esta última población son reportados como graves.
El  conflicto agrario  existe entre ambas  poblaciones desde 1943, pero se agudizó cuando Huilotepec se alió con Santa María del Mar, agencia municipal  de Juchitán en contra de los pobladores de San Mateo del Mar, y abrieron una zanja en la carretera de esa última comunidad para  cerrarle el paso a sus habitantes y que esta mañana impidió a los jóvenes acudir a los centros educativos de la región y a los habitantes de San Mateo del Mar y las colonias Cuauhtémoc, Benito Juárez y Huazantlan del Rio, acudir a sus centros de trabajo.
En respuesta  a la agresión los indígenas Ikoots  o huaves  de San Mateo del Mar y las comunidades mencionadas, armados con machetes, palos y piedras bloquearon el camino en el entronque de la carretera que va a San Mateo del Mar y a San Pedro Huilotepec impidiendo la salida de los habitantes de esta última comunidad de indígenas Zapotecas.
A las diez de la mañana, al tratar de entrar al municipio de San Pedro Huilotepec, los habitantes de San Mateo del Mar fueron repelidos con disparos de armas de fuego y en el enfrentamiento, los de San Mateo destrozaron el vehículo marca Dodge Journey color negra de modelo reciente propiedad del municipio de San Pedro Huilotepec en el que viajaba el munícipe Apolinar García Hernández acompañado de los  policías municipales Fernando Alquisiris y Antonio Alquisiris Olabarri y dos ciudadanos más del lugar a quienes mantienen  retenidos en San Mateo del Mar, lo que agudizó  el enfrentamiento.
Habitantes de San Pedro Huilotepec dispararon contra los habitantes de San Mateo del Mar hiriendo a David Silva Hidalgo de 23 años de edad que recibió un disparo en el brazo derecho y su paisano Fabián Ochoa Garabua de 26 años que recibió un disparo en la pierna derecha, así como  a los habitantes de Huazantlán del Río Hilario Figueroa Buenavista de 22 años de edad que recibió un impacto de bala al parecer calibre 22 en el pie derecho, Santiago Salazar Hernández de 22 años de edad tiene una herida en el abdomen y su estado de salud es reportado delicado, Ernesto Burgoa de 38 años presenta herida de bala en el abdomen y su estado de salud se reporta como grave, Guillermo Suasnavas Obledo de 32 años tiene una herida de bala en el brazo izquierdo, Francisco Suasnavar Sumano de 35 años de edad tiene una herida en su mano izquierda, Hilario Salazar de 75 años presenta heridas de bala en pierna y muslo derecho.
De San Pedro Huilotepec resultaron lesionados Cecilio Morales y Miguel Salinas Palacios de 75 y 39 años de edad, quienes según el reporte médico están policontundidos y su estado de salud es estable.
Por otra parte en la cárcel de Huilotepec, territorio zapoteca, mantienen prisioneros a dos huaves que sorprendieron tomando en una cantina del lugar y que eran ajenos al enfrentamiento que se diera esta mañana.
Las ambulancias entraban y salían de San Mateo del Mar  para trasladar a los heridos al hospital de especialidades de Salina Cruz.
Decenas de elementos de la policía estatal trataban de mantener el orden evitando choques entre los dos grupos, pero por momentos eso parecía ser una misión imposible, ya que un grupo de San Mateo del Mar logró bajar hasta el puente y el camino que conduce a Huilotepec y no permiten la entrada a la población zapoteca, por lo que los habitantes tienen que atravesar el río para poder llegar a sus viviendas.
Cabe destacar que a pesar de la gravedad del conflicto el delegado de gobierno  José Antonio Amado Osorio, no acudió al lugar del enfrentamiento para  dialogar con los dos grupos y conminarlos a buscar la paz en sus pueblos mediante el dialogo. “El delegado de gobierno no tiene valor  para resolver el problema de  los indígenas, él sólo sirve para robar, para llevarse la lana”, denunciaban los habitantes de ambas comunidades que estaban parados bajo el sol manteniendo en ambos grupos el sitio del lugar.
Los habitantes de San Mateo del Mar responsabilizan al gobierno de Ulises Ruiz del derramamiento de sangre en tierras huaves y zapotecas por la falta de atención al problema agrario entre esas comunidades que se disputan varios cientos de hectáreas de terreno.
El secretario municipal de San Pedro Huilotepec, Juan Bristol criticó la falta de atención de parte del gobierno para resolver este asunto, ya que a las diez de la mañana le informó al secretario general de gobierno, Jorge Toledo Luis del cruento enfrentamiento y el funcionario, informó, se comprometió que se trasladarían al  lugar de los hechos en un helicóptero funcionarios de la subsecretaria general de gobierno para atender el problema.
Pero cuatro horas después, a las dos de la tarde,  ni un funcionario de gobierno estatal se había acercado al entronque de las dos comunidades en disputa.
Con los candentes rayos del sol y el norte golpeando sus cuerpos, el enconó iba creciendo y en cualquier momento se podría a dar nuevamente otro enfrentamiento ya que los dos grupos están listos para cualquier agresión del bando contrario lo que podría desencadenar violencia y nuevos heridos.
A las 14:10 horas llegó el delegado  regional de  tránsito, Elpidio Bautista Morán por el presidente municipal de San Mateo del Mar, Adolfo Rangel Quiroz para llevarlo al lugar donde se instalaría la mesa de negociaciones, sólo que el presidente de Huilotepec seguía  retenido en algún lugar de la comunidad de San Mateo del Mar a donde fue llevado con la amenaza de que si fallecía alguno de los heridos de bala, a él le costaría la vida.
En la población de San Mateo, un grupo de periodistas que logro entrar con el consentimiento de los habitantes no pudo hablar con el presidente de Huilotepec porque dijeron, estaba escondido en un lugar del que no saldría si fallecía alguno de los heridos de bala.
En este enfrentamiento entre pueblos donde hubo derramamientos de sangre la actitud de los funcionarios del gobierno  es totalmente irresponsable, pues mientras los indígenas se están casi matando, los representante del gobernador Ulises Ruiz se encontraban en un comedor de Salina Cruz  llamado “Iris” ubicado en la calzada a la refinería.
Entre los funcionarios que se encontraban departiendo se encontraban el delegado de gobierno, Antonio Amado Osorio, el subsecretario de gobierno, Javier Fuentes Valdivieso, el comisionado de seguridad pública del estado, Jorge Alberto Quezadas quienes bajo la sobra de unos árboles de mango y con unas jarras de agua fresca de frutas naturales esperaban la llegada de los negociaciones para iniciar el dialogo.
enfrentamiento-en-el-istmo-habitantes

Imprimir