panoramadelpacifico@gmail.com                          

El monto total para esta obra, obtenido por un ciudadano vía la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, dista de la cifra de 20 millones de pesos que públicamente la oficina regional del Fonatur había reconocido como inversión para este parque.
Información de Omar Gusga
Bahías de Huatulco. – El Fonatur adjudicó de manera directa en mayo de 2018 un contrato de 27.5 millones de pesos para la rehabilitación y reequipamiento del parque público “Rufino Tamayo” en Huatulco, Oaxaca, obra que hasta hoy sigue sin ser inaugurada.
El contrato HUDU-GSOP6/18-O-01 suscrito el 28 de mayo del 2018 con la empresa Fonatur Mantenimiento Turístico S.A. de C. V. fue firmado cuando el director general del Fonatur era Miguel Alonso Reyes, quien en noviembre de 2016 concluyó su periodo como gobernador de Zacatecas y fue acusado de desvío de recursos por legisladores locales y federales.
Unos días después de la firma del primer contrato, el 15 de junio de 2018 el Fonatur asignó en forma directa otro más, con la clave HUDU-GSOP/18-S-01, pero ahora a la empresa ‘Ingeniería Topográfica y Control de Calidad’ para la “supervisión integral” de los trabajos de rehabilitación y reequipamiento del mismo parque, por un monto de más de 2 millones 446 mil pesos.
De tal forma que el Fonatur justificó casi 30 millones de pesos en el remozamiento de la explanada del acceso principal del parque, que incluye un área de estacionamiento, fuentes, gimnasio al aire libre, juegos infantiles, baños y un espacio escultórico denominado “Los Defensores de la Patria”.
El monto total para esta obra, obtenido por un ciudadano vía la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, dista de la cifra de 20 millones de pesos que públicamente la oficina regional del Fonatur había reconocido como inversión para este parque.
En julio de 2017 fue cuando Miguel Alonso Reyes llegó por primera vez a Huatulco como director general del Fonatur, para supervisar los trabajos de reconstrucción luego de los daños ocasionados por la tormenta tropical “Beatriz”, que el 1 de junio, apenas siete semanas atrás, había impactado en la costa de Oaxaca.
En esa gira de trabajo, sin presencia de medios de comunicación, fue cuando el funcionario visitó el parque Rufino Tamayo y lo consideró para “un proyecto de mejora en beneficio del turismo y la comunidad”, de acuerdo con el comunicado 018/2017 emitido por la misma institución.
En junio de 2018, cuando se realizaban los primeros trabajos de esta obra, un grupo de ciudadanos de Huatulco realizó una protesta para manifestar su descontento con esta remodelación al considerarla innecesaria.
Para los manifestantes era una obra suntuaria, y pidieron al Fonatur que mejor destinara esa inversión para arreglar calles y avenidas con severos daños en la carpeta asfáltica.
La protesta ciudadana no modificó en nada la posición del Fonatur y tampoco propició que su oficina regional en Huatulco socializara la información sobre los montos de inversión para esta obra.
Pese a esta inversión de 30 millones de pesos de 2018, la rehabilitación del parque se limitó sólo a la explanada del acceso principal. En el interior de esta reserva ecológica nada ha cambiado. Al contrario, el deterioro de la infraestructura construida hace más de 25 años años en este espacio de selva baja caducifolia es más que notable.

En diciembre pasado una niña de tres años murió luego de que una de las pesadas puertas de hierro, afectada por la corrosión en sus bases, se le vino encima cuando la menor intentaba escalar sus rejas.
●Apuntes al margen.
La senadora Soledad Luévano Cantú y los diputados locales de Morena en Zacatecas, Omar Carrera Pérez y Jector Menchaca Medrano, denunciaron penalmente en 2016 y 2017 a Miguel Alonso Reyes por el desvío de recursos, cobro de ‘moches’, hasta irregularidades en obras públicas y una costosa promoción de su imagen en su gestión como gobernador.
No obstante, en noviembre de 2016 Alonso Reyes fue designado por el entonces presidente Enrique Peña Nieto como director general del Fonatur, cargo en el que permaneció hasta noviembre de 2018. El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, se encargó de tomarle la protesta.

print