panoramadelpacifico@gmail.com                          

Uno, adscrito a la Dirección General de Proceso Legislativo, obtuvo una liquidación de tres millones 371 mil 893 pesos. Otro más, que trabajó en la Coordinación del Cuerpo Técnico.
Por: Redacción ORP Noticias – ORP Noticias

El Senado informó que desde el 15 de septiembre de 2018 hasta el último día de febrero de este año pagó 65 millones 830 mil pesos a 133 empleados que renunciaron o fueron despedidos como efecto del arribo de Morena al gobierno interior.

Aunque en total fueron 513 los empleados que causaron baja en ese periodo, la mayoría están en proceso de entrega de liquidación.
La relación de empleados que causaron baja en el Senado permite observar que dos de sus trabajadores más antiguos, que renunciaron en noviembre pasado, tuvieron los mayores montos de liquidación.

Uno, adscrito a la Dirección General de Proceso Legislativo, obtuvo una liquidación de tres millones 371 mil 893 pesos. Otro más, que trabajó en la Coordinación del Cuerpo Técnico Profesional de Apoyo, obtuvo dos millones 812 mil 973 pesos.

Aunque el Senado proporciona los nombres de cada uno de los 513 empleados que renunciaron o fueron despedidos de todas las áreas del Senado, Excélsior decidió mantener en resguardo los nombres de quienes recibieron los mayores montos.

El reporte del Senado precisa que tiene un total de 355 trabajadores contratados por Honorarios que causaron baja, pero hasta ahora sólo recibieron liquidación 24 de ellos, por un monto total de tres millones 905 mil 462.57 pesos. En tanto, tiene un total de 158 extrabajadores que contaban con una plaza formal; de ellos, 109 han recibido hasta el momento liquidación, por un monto total de 61 millones 924 mil 964.05 pesos.

En la relación se observa que entre el 15 y el 31 de septiembre, recién comenzada la LXIV Legislatura, se registraron 26 bajas de trabajadores con plaza formal, que implicaron el pago de ocho millones 685 mil 358.16 pesos de liquidaciones.

Para el mes de octubre se registraron otras 21 bajas de empleados que tenían base laboral; sus liquidaciones sumaron ocho millones 987 mil 471.58 pesos.

El mes en que más renuncias hubo por parte de quienes tenían plaza formal fue noviembre, al sumar 73 bajas, que implicaron el pago de 38 millones 958 mil 431.95 pesos; sólo nueve de ellos renunciaron el 15 de noviembre y 64 se fueron el 30 de noviembre.

En diciembre fueron 13 empleados de plaza, con una liquidación de un millón 721 mil 916.95 pesos; en enero sumaron 19, con una liquidación de un millón 967 mil 531.05 pesos, y en febrero fueron seis empleados con plaza formal que se fueron, con una liquidación de un millón 604 mil 254.36 pesos.

Se observa también que de los 109 empleados de plaza que recibieron liquidación, 12 obtuvieron más de un millón de pesos.

El empleado de mayor rango jerárquico que renunció a su cargo fue Roberto Figueroa, quien era el secretario general de Servicios Administrativos, plaza que lo colocó con un salario sólo 500 pesos por debajo de una dieta de senador.

Él tuvo una liquidación que no superó el millón de pesos. La lista incluye a Juan Pablo Arroyo, adscrito a la presidencia del Instituto Belisario Domínguez, quien obtuvo una liquidación de 545 mil pesos.

print