panoramadelpacifico@gmail.com                          

La lista de asistencia fue de 118 senadores, las boletas entregadas fueron 118, hay video de 116 senadores votando y la Mesa Directiva sólo contó 114 votos, de ellos 76 fueron para Rosario Ibarra, cifra que nunca fue dos terceras partes de los presentes”, dijo el panista.
El senador Gustavo Madero Muñoz consideró lamentable que el Senado de la República viole la Constitución mexicana, como ocurre con el ilegal nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
Luego de que el Partido Acción Nacional demostrara que la votación del 7 de noviembre para renovar la Presidencia de la CNDH registró irregularidades y, por ende, solicitara que se repitiera el proceso selectivo, se llevó a cabo este martes un debate donde el legislador chihuahuense destacó que el artículo 102 constitucional establece que el cargo en cuestión será “elegido por el voto de dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara de Senadores”, mandato que se incumplió.
“La lista de asistencia fue de 118 senadores, las boletas entregadas fueron 118, hay video de 116 senadores votando y la Mesa Directiva sólo contó 114 votos, de ellos 76 fueron para Rosario Ibarra, cifra que nunca fue dos terceras partes de los presentes”, dijo el panista.
Madero Muñoz señaló sentirse triste y preocupado por lo que ocurre en el país, debido a que Morena y Andrés Manuel López Obrador mantienen una conducta de negación de la realidad y defienden su fallido proyecto a costa de lo que sea, incluso violentando la democracia y los contrapesos construidos por décadas para garantizar un ejercicio adecuado en la administración pública.
“La sociedad civil y los órganos constitucionalmente autónomos le incomodan, porque en su visión de una voz mandante estos contrapesos le estorban para tomar decisiones sin ser cuestionado, todo esto porque es un autoritario queriéndose vender como demócrata”, apuntó.
Agregó que lo vivido en la elección de la presidenta de la CNDH es una muestra más de su tendencia por debilitar los estos órganos autónomos a costa de lo que sea, a costa de “mentir y traicionar”, cosas que López Obrador repitió que no haría.
Gustavo Madero sentenció que el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra es inadecuado de forma y fondo, porque además del proceso ilegal, se trata de una mujer ligada ideológicamente con Morena, ya que, este partido la abanderó como candidata a diputada por Nuevo León, cuestión que contraviene los requerimientos para que una persona encabece el órgano garante de los derechos humanos.
“La CNDH es una conquista para defender a la gente frente al poder, porque sólo el poder público puede violar los derechos humanos, por eso es indispensable la independencia y autonomía frente al poder”, apuntó.
Respecto al incidente durante la protesta de Ibarra Piedra, lamentó la intolerancia debido a que al igual que los morenistas él tenía el mismo derecho de permanecer en la tribuna y pese a nunca haber agredido verbal o físicamente, y señalando que no contaba con ningún objeto como un letrero o pancarta para impedir el acto, fue agredido por mujeres y hombres de Morena, entre ellos asesores
En ese sentido, señaló que resulta incongruente que Morena tergiverse el asunto al señalarlo como violento.
“Me echaron montón, yo era el único del PAN y ellos eran muchos más; en varias ocasiones le dije que no traía nada, pero los jaloneos no cesaron hasta que terminé en el piso”, declaro el senador Gustavo Madero.

print