panoramadelpacifico@gmail.com                          

El pasado 8 de febrero, un buque de vigilancia que transportaba a personal de dicha Procuraduría, la Policía Federal, la Secretaría de Marina y de la organización Sea Shepherd México, fue atacado en el Golfo de California.

Quizás ni 10 vaquitas nos quedan: ONG capta en FOTOS a cientos, sin subsidio, de regreso a las redes…

Ciudad de México, 9 de febrero (SInEmbargo).- Un barco con personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la organización civil Sea Shepherd México fue atacado a tiros mientras realizaba labores de patrullaje dentro del santuario de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.
Mediante un comunicado, la Profepa condenó los hechos y aseguró que colaboraría en las investigaciones para dar con el paradero de los responsables.
La dependencia detalló que el pasado 8 de febrero, un buque de vigilancia que transportaba a personal de dicha Procuraduría, la Policía Federal, la Secretaria de Marina y de la organización Sea Shepherd México, fue atacado en el Golfo de California.
Ademas, aseguró que continuará con su labor en favor de la preservación de la vaquita marina pese a las agresiones de las que fueron víctimas.
“Personal de esta dependencia -continuará trabajando coordinadamente con las instituciones arriba señaladas para cumplir con su encomienda en favor de la preservación del medio ambiente mexicano”, dijo.
La organización ecologista Sea Shepherd denunció este domingo un ataque a tiros contra su barco en la zona de protección de la vaquita marina, en el Alto Golfo de California, noroeste de México, sin que se registraran daños o heridos.
La organización señaló que el ataque ocurrió la mañana del sábado en un sector de protección de la vaquita marina. Foto: EFE
Los disparos provinieron de lanchas (pangas) de pescadores que navegaron en alrededor del barco Sea Shepherd, que se dedica en esta área a retirar redes de pesca ilegales que amenazan a la vaquita marina.
En un comunicado, la organización señaló que el ataque ocurrió la mañana del sábado en un sector de protección de la vaquita marina llamada “zona crítica”, que es prioritaria para el programa conservacionista de este mamífero marino.

print